Sin duda alguna la cercanía del departamento de Boyacá a la capital del país, ha sido una de los factores más relevantes que ha permitido la migración de los boyacenses a tierras bogotanas.

La llegada de los nacidos en Boyacá se empezó a dar a principios del siglo XlX y de ahí en adelante han marcado un gran desarrollo en varios ámbitos de la capital del país. En 2017 se tenía el dato de que un 34 % de la población que vivía en Bogotá era de origen boyacense.

Los boyacenses han influido en el desarrollo capitalino, tanto económico como empresarial, gracias a que son las cabezas de grandes empresas de alimentos, de textiles, de mensajería, de siderurgias y de la agroindustria. El aporte de papa, maíz, cebada, verduras, legumbres, caña, trigo, plátano, frutas y de lácteos, hacen de Boyacá una pieza clave para el sostenimiento de la economía en Bogotá.

Lea también: Chefs defienden el sabor y la importancia de la changua

El factor político no se queda atrás. Por Bogotá han pasado a lo largo de los años, 14 presidentes nacidos en Boyacá como Enrique Olaya Herrera y el general Gustavo Rojas Pinilla.

Sin duda alguna el aporte de Boyacá al desarrollo de Bogotá ha sido significativo. Y aunque existan distancias físicas entre ambos lugares, para muchos bogotanos y boyacenses es necesario resaltar la unión que se ha tenido para salir adelante y para dar un empuje a la cultura de ambas regiones.