Andrés Molina, subintendente de la Policía Nacional, y su tío fueron asesinados la noche de este miércoles en el barrio Primavera, de la localidad Puente Aranda, cuando trataron de evitar un robo. Las autoridades realizan la recolección de videos para capturar a los delincuentes que acabaron con la vida de estas dos personas.

El uniformado estaba adscrito a la inspección general, de la dirección de la Policía Nacional. La noche de este miércoles estaba excusado del servicio y había salido a comer con un familiar a un establecimiento, ubicado en la localidad Puente Aranda. Al percatarse de un atraco, los dos intentan frustrarlo.

Lea también: Menor de 14 años murió en accidente que involucró un bus alimentador en El Dorado

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

“El uniformado y otra persona interfieren, evitando el hurto, no se percatan de que se presenta un tercer delincuente, que los agrede con arma de fuego", dijo el coronel Eliseo Suárez, oficial inspección de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Mal heridos, fueron trasladados a un centro asistencial, en el barrio Galán; sin embargo, pese a los esfuerzos de los galenos, ambos perdieron la vida.

“La Policía Nacional ha desplegado todas sus capacidades para dar con la ubicación de estos delincuentes que atentaron contra estas dos personas, entre ellos, un uniformado de la institución”, agregó el coronel.

El subintendente Andrés Molina llevaba 12 años y ocho meses en la Policía Nacional.

Por: Fredy Guerra