A pesar de que los fabricantes de celulares han multiplicado sus esfuerzos para conseguir una batería más duradera, las quejas persisten y la inconformidad es constante.

Tácticas como recurrir a los cargadores portátiles, o mantener conectado el celular mientras no se esté usando (así cuente con un buen porcentaje de carga) son algunas de las opciones más empleadas por los dueños de smartphones.

Sin embargo, existen muchos mitos en cuanto la efectividad de estas herramientas, ya que por ejemplo, mantener conectado el celular por largos periodos de tiempo, provoca daños en el sistema de carga y que la batería se infle (popularmente se conoce como sople), provocando un daño más grave y que la batería de su dispositivo dure mucho menos.

Otras recomendaciones a tener en cuenta, es hacer uso de cargadores originales, no exponer los dispositivos a cambios bruscos de temperatura, mantener actualizado el sistema operativo, disminuir el brillo y tener cuidado con algunos protectores que debido a su material, elevan la temperatura del celular en el momento que este se pone a cargar.

La cantidad de aplicaciones instaladas en su dispositivo, es un factor a considerar debido a que si se ejecutan varias a la vez, pero si no se cierran de la forma correcta estas seguirán consumiendo energía pero desde un segundo plano.

Trucos sencillos para ahorrar batería

  • Disminuir el brillo de la pantalla.
  • Desactivar la vibración.
  • Reducir el tiempo de desbloqueo de pantalla (ajustarlo a 5 segundos).
  • Desactivar las aplicaciones que estén funcionando en segundo plano.
  • Activar el modo ahorro de energía.
  • En caso de no ser necesarios, desactivar el GPS, Bluetooth y demás conexiones que no se estén implementando.
  • Evitar tener conectadas al tiempo una app en su celular y en el escritorio de su computador.