El conductor de un coche que atropelló deliberadamente el jueves a un grupo de peatones en un concurrido cruce en Melbourne fue detenido junto con un segundo hombre, dijo la policía, que añadió que hasta 14 personas resultaron heridas en el incidente.

La policía en la segunda ciudad más grande de Australia dijo desconocer el posible motivo del incidente, que recordó a un caso similar con cuatro personas muertas y más de 20 heridas en la misma ciudad en enero pasado.

“En base a lo que hemos visto creemos que se trata de un acto deliberado”, dijo el comandante de policía Russwell Barrett a periodistas.

Los servicios de emergencia dijeron que llevaron al hospital a 13 personas, incluido un niño en edad preescolar con una lesión grave en la cabeza.

Las principales calles de Melbourne estaban repletas el jueves con personas que realizaban compras navideñas. El atropello se produjo en la calle Flinders, una avenida amplia que discurre al lado del río Yarra.

La policía había señalado que el accidente ocurrido en enero no estaba relacionado con el terrorismo, aunque instruyó a Melbourne y otras ciudades a aumentar las medidas de seguridad en las áreas peatonales.

El accidente de enero se produjo tras una serie de ataques yihadistas en Europa donde se usaron vehículos para arrollar a peatones.