La Alcaldía Peñalosa incautó cerca de media tonelada de palmas silvestres en la víspera de Semana Santa. Para este domingo de ramos se recolectaron 31 bultos a las afueras de centros religiosos.

Los operativos de control al uso de estas palmas se hicieron en conjunto con autoridades del Distrito. La Alcaldía Peñalosa recordó que esto atenta gravemente contra el medio ambiente de varias especies vegetales y animales.

Óscar López, subsecretario de ambiente, afirmó que: "más de media tonelada de palma principalmente de cera y otras palmes de origen de nuestros bosques fueron recolectadas".

A cambio de las palmas silvestres se hizo la entrega de otras plantas simbólicas para la celebración del domingo de ramos.

Milena Hernández, feligrés, comentó que: "es muy buena esta medida porque de igual manera es un símbolo de aquí de Colombia y no es justo que la cabemos".

Por otro lado, Juan Carlos Torres, feligrés, contó que: "debemos proteger el medio ambiente, no debemos destruir la naturaleza".

Sin embargo, algunas personas se aferraban a las palmas como tradición y no estaban de acuerdo con reemplazarla.

"No porque es una creencia antiguamente entonces yo lo hago por fe lo pongo en la casa", dijo Luz Marina Romero, feligrés.

Más de 1.200 uniformados de la Policía prestaron seguridad en las 427 iglesias capitalinas en la celebración del domingo de ramos.

Las personas que sean sorprendidas traficando con fauna o flora silvestre pueden tener de 4 a 9 años de cárcel o multas que pueden llegar hasta los 3.600 millones de pesos

Por: Diana Alvarado