A finales de este mes iniciaría un nuevo pico respiratorio en Bogotá que podría poner en riesgo a más de 150.000 personas que no están vacunadas contra la influenza. En esta cifra de ciudadanos 46.300 son mujeres gestantes y 7.300 son adultos mayores. 

El virus podría propagarse ya que se estima que para fin de mes disminuya la temperatura del aire y aumente la humedad. Esta influenza generaría complicaciones en la salud como neumonía, o empeorar las condiciones de quienes sufren de asma“En los niños son cuadros de dolor de oído, dolor de garganta, bronquitis, episodios de asma o neumonía. En los adultos, cuadros de bronquitis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o neumonías”, explica Jonathan Roncancio, médico de la Cruz Roja seccional Bogotá.

Desde la Cruz Roja explican que el virus puede manifestarse con cuadros de fiebre, malestar general, dolor articular y posterior empiezan con tos, secreción por la nariz, vómito, y dolor abdominal. 

Lea también: ¿Cómo estará el clima durante septiembre?

Entre enero y agosto de este año, la Secretaría de Salud atendió cerca de un millón de casos originados por infecciones respiratorias. Por esta razón la Cruz Roja recuerda que tiene a disposición diferentes puntos de vacunación en toda la ciudad, como el de la Avenida carrera 68 (sede principal). Además, la organización explica que  esto también tienen que ver con temas de higiene y el cuidado al tener contacto con personas que tengan síntomas respiratorios.

Por: Nathalia Morales