La Policía, con el apoyo de la Fiscalía, capturó a seis de sus uniformados sindicados de pertenecer a una banda dedicada a la extorsión en Bogotá. Un juez los envió a todos a prisión.

Según los investigadores, los seis policías capturados simulaban procedimientos judiciales, como allanamientos, con los que se llevaban a sus víctimas, en vehículos oficiales, supuestamente capturadas. En el trayecto les exigían hasta 100 millones de pesos a cambio de respetarles la vida.

"Decían mire este inmueble tiene orden de allanamiento, entonces, una vez que estaban adentro, secuestraban a las personas haciéndoles exigencias de altas sumas de dinero para recobrar su libertad", aseguró el capitán Camilo Borda, comandante (e.) del Gaula de Bogotá.

A la presunta banda de extorsionistas la asocian con dos casos cometidos aparentemente en la capital del país.

"Todos los trabajos que nosotros realizamos como Policía Nacional, como Gaula, son de mano y articulado con la Fiscalía General de la Nación. Estas personas eran unos ciudadanos miembros de la Fuerza Pública", añadió el capitán Borda.

Los actos delictivos que les atribuyen los habrían realizado entre el 6 y 7 junio pasados.

Cinco de los detenidos son patrulleros y otro, subintendente. Ninguno aceptó cargos, sin embargo, un juez de garantías les dictó medida intramural.

Por: Fredy Guerra