Un estudio de la firma McKinsey afirma que solo el 33% de usuarios de Internet en Colombia compran en línea.

La digitalización hoy en día tiene la capacidad de transformar el panorama económico global. Asi lo demuestra la oficina en Colombia de McKinsey y McKinsey Global Institute (MGI),  quienes concluyen tras compartir el estudio “Mckinsey 2017 digital Summit”.

Este estudio explora a profundidad el impacto potencial de la digitalización en Colombia, la economía y las oportunidades de negocio a partir de cifras y factores claves para el éxito digital.

En el marco de la Segunda Conferencia Digital McKinsey, que se llevará a cabo en las ciudades de Bogotá y Medellín la primera semana de agosto, se abordarán temáticas para que las compañías migren hacia una trasformación digital y logren ser más competitivas.

“La digitalización es un hecho y está transformando la forma en que hacemos negocios, de la misma manera en que transformó la forma en que vivimos, por eso para prepararse, las compañías colombianas deben desarrollar madurez a lo largo de 4 áreas clave: estrategia, cultura, organización y capacidades” lo anterior según el estudio (Mckinsey 2017 digital Summit) realizado por McKinsey Colombia y McKinsey Global Institute.

El nivel general de digitalización de Colombia es una fracción mínima comparada con la de las economías más avanzadas: Colombia sólo ha capturado el 6% de su potencial digital, significativamente por debajo de las economías avanzadas como Estados Unidos (18%) o Reino Unido (17%).

A pesar de esto, Colombia es uno de los países con mayor nivel de adopción de tecnologías digitales en Latinoamérica, se encuentran principalmente en el rango de 4-5% de digitalización, aun así, el nivel de digitalización está lejos de ser uniforme: existe una Colombia sumamente digitalizada que contrasta con un gran grupo de hogares y sectores que han permanecido excluidos de la adopción de tecnologías digitales.

Para 2025, las adopciones de tecnologías digitales en Colombia podrían elevar el PIB anual del 5 al 10% a través de 3 efectos: mejor utilización de activos, mejoras en la oferta y productividad del trabajo y mayor productividad total de los factores.

Las principales barreras para la adopción de tecnologías digitales en Colombia son: acceso a innovación, infraestructura y talento humano capacitado. En estos 3 aspectos, el país muestra fuertes rezagos en comparación a economías más avanzadas, e incluso en algunos casos, frente a la mayoría de las economías en la región