Un estudio de la Universidad de la Sabana arrojó que, de casi 1.000 niños encuestados en 23 departamentos del país, el 52 % asegura haber recibido algún tipo de castigo físico.

Bajo el nombre "Castigo físico: la voz de los niños en Colombia", una investigación muestra que cerca de 47 % de los colombianos utiliza objetos para castigar a sus hijos.

"Una de las cosas más centrales fue la pregunta que se le hizo a los niños si ellos piensan que se deben castigar a través de golpes y ellos en un 79 % dicen contundentemente que no", indicó Martha Rocío González, psicóloga e investigadora de la Universidad de la Sabana.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Respecto a algunos de los castigos que se emplean, el estudio arrojó el uso de algún objeto con un 47 %, bien sea un zapato o correa, palmadas con un 37 % y pellizcos en un 29 %.

"Los niños se refieren a las emociones que experimentan una vez ha terminado el castigo físico, y es un porcentaje altísimo, un 6 0% señala tristeza, seguido de rabia y miedo", agregó González.

La investigadora también resaltó las principales consecuencias del castigo físico en los niños.

"Cuando tengo castigo físico puedo predecir que puede darse comportamiento agresivo o violento, déficit a nivel de desarrollo de la autoestima, algunos déficit cognitivos dependiendo del castigo y la severidad", aseguró la investigadora.

Este 27 y 28 de junio, Bogotá será la sede del primer encuentro internacional sobre castigo físico, para buscar alternativas y soluciones a esta situación.

Por: Natalia Morales