Luego de las manifestaciones que han transcurrido en Bogotá durante los últimos días, estudiantes de la Universidad Distrital crearon una aplicación para que los ciudadanos reporten los bloqueos en tiempo real y puedan informar en qué sectores hay complicaciones en la movilidad.

Debido a la congestión vehicular, producto de las marchas, crearon en una hora la aplicación que beneficia a las dos partes del paro nacional, quienes madrugan a unirse a las causas de las manifestaciones y los que buscan llegar a tiempo a sus lugares de destino.

La aplicación se encuentra desde cualquier navegador como resistenciapp.web.app, esto para las personas que les preocupa la seguridad y la privacidad de su información. Simplemente se debe ingresar a este link, autorizar la ubicación y revisar cuál es el estado de las vías.

Lea también Manifestaciones afectan la movilidad en estas zonas de Bogotá

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

La aplicación funciona por medio de los reportes que ingresan los ciudadanos que presencian los bloqueos y la alteración de orden público. A diferencia de otras plataformas esta identifica el grupo de personas que se encuentran obstaculizando la vía.

Quintero agregó que funciona similar a Waze y Google Maps, sin embargo, "en este caso entras a la aplicación, reportas que estás marchando y se ubica el mapa en color verde. También se puede reportar si hay presencia de la Fuerza Pública y el color del localizador cambia a rojo".

Según las estadísticas el margen de error es del 15 % y de la ciudadanía depende que los demás estén informados a tiempo y puedan tomar vías alternas.

“En promedio estos días que ha estado calmado, han entrado entre 5.000 y 6.000 personas, pero los días de paro el máximo fue de 20.000 usuarios, cuando se lanzó la primera versión de la página web”, indicó Quintero.

La aplicación fue creada por estudiantes de la Universidad Distrital y busca contribuir con el estado actual de las vías de la ciudad.

Por: Catherine Hernández