Ovidio Guzmán, hijo del reconocido narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, debió ser liberado de la casa donde lo tenían detenido luego de una feroz balacera que se desató en la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa, luego de su captura.

El secretario de Seguridad del Gobierno Federal, Alfonso Durazo, explicó que “Con el propósito de salvaguardar la integridad de la sociedad culiacanense, funcionarios del gabinete de seguridad acordaron suspender dichas acciones”.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, aseguró que respalda la decisión que tomó el secretario de Seguridad Pública. 

“Tomaron decisiones que yo avalo, que yo respaldo, porque se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas, muchos seres humanos y se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso, porque no se trata de masacres. No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”, aseguró el mandatario.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Lea también Se buscan por alterar el orden público en Bogotá durante protestas del 10 de octubre

El pasado jueves la ciudad al noroeste de México se vio estremecida por balaceras con armas de alto calibre, retenes ilegales e incendios después de que las autoridades informaran sobre la captura de Ovidio Guzmán, de 29 años, y otras tres personas.

Videos publicados en redes sociales mostraron cómo decenas de ciudadanos quedaron atrapados en medio de las balaceras. Asimismo, los informes de prensa indicaron que otros delincuentes aprovecharon el caos para robar vehículos y establecimientos comerciales.

Durazo explicó que la captura del joven no fue planeada. Miembros de la Guardia Nacional y la Secretaria de Defensa Nacional (Sedena) fueron agredidos desde una vivienda cuando realizaban un patrullaje de rutina. Al responder y tomar control de la vivienda, encontraron a cuatro personas, entre esas Ovidio Guzmán.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó en febrero a Ovidio de conspiración para distribuir drogas para ser exportadas a EE. UU. junto con su hermano Joaquín Guzmán López, de 34 años.

Con información de la Agencia Anadolu