En la nueva jornada de marchas, la Plaza de Bolívar se convirtió en el epicentro de algunos disturbios y también de agresiones contra varios medios de comunicación, entre ellos, un equipo periodístico de Canal Capital.

Desde las 10:30 de la mañana, más de 6.000 estudiantes de universidades públicas y privadas de la ciudad, 200 representantes de la Unión Patriótica y 1.500 de centrales obreras, salieron a marchar en varias vías de la capital, ocasionando por momentos colapso en la movilidad.

Lea también Encapuchados intimidan a periodista de Canal Capital

A las 5:04 de la tarde, cuando llegaban los manifestantes a la Plaza de Bolívar, comenzaron los enfrentamientos entre el Escuadrón Móvil Antidisturbios y encapuchados, estos últimos empezaron a quitar las lonas que protegían los edificios que rodean la Plaza de Bolívar y lanzaron varios adoquines del piso de la Plaza para agredir a la Fuerza Pública.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Capital Noticias - emisión central

En disturbios terminaron las marchas estudiantiles en el centro de la ciudad. Los detalles en #CapitalNoticias 🔴 #ENVIVO →

Posted by Canal Capital on Thursday, October 10, 2019

Con el pasar de los minutos, las enfrentamientos se volvieron más fuertes, prueba de ello fueron las agresiones que sufrieron algunos periodistas que cubrían las movilizaciones, entre ellos nuestro periodista Freddy Guerra, quien se encontraba transmitiendo en vivo desde la Plaza de Bolívar por la entrada que da a la carrera Séptima. Un equipo del canal Red +, también fue victima de los encapuchados.

De nuevo los buses de TransMilenio fueron objeto de ataques. En la calle 53 con Caracas, encapuchados aprovecharon la congestión de los articulados por las movilizaciones y pintaron uno de los vehículos, mientras los pasajeros observaban lo que ocurría.

Hasta el momento no hay reporte oficial de los daños en la ciudad. Las autoridades lograron desalojar la Plaza de Bolívar sobre las seis de la tarde.

Por: Jessica Cedeño