El edificio Mónaco ubicado en el exclusivo barrio del Poblado en Medellín, Colombia -el cual perteneció al narcotraficante Pablo Escobar- será demolido y en su lugar se construirá un parque para homenajear a las víctimas de la sangrienta guerra que dejó más 5,000 muertos entre 1989 y 1993.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, informó que la Sociedad de Activos Especiales (SAE) le entregó a la Policía Nacional el edificio Mónaco y la idea es que la estructura sea canjeada por otros bienes de la Administración Municipal para que se pueda tomar posesión del inmueble y derribarlo.

“Símbolos de ilegalidad como el edificio Mónaco deben demolerse, pues fueron construidos a través del dolor y la violencia. La idea es crear allí un parque como homenaje a las víctimas donde se exponga la versión oficial de la guerra que enfrentó el Estado contra el entonces cartel de Medellín”, manifestó Gutiérrez.

En 1988 el Cartel de Cali, enemigo de Escobar, puso un carro bomba con 80 kilos de dinamita con el objetivo de asesinar a la familia del capo. La esposa, hija e hijo de Pablo Escobar salieron ilesos del atentado.

El mandatario de la capital antioqueña agregó que este es un paso importante y que están a la espera que se den los debidos efectos legales para poder concretar este proyecto en honor a las víctimas de la guerra.