Un juez dejó en libertad a las 12 personas detenidas por presuntamente vandalizar la Plaza de Bolívar y agredir a policías que intentaban controlar la furia de algunos manifestantes, el pasado jueves.

La defensa de los acusados alegó que al momento de las detenciones se presentaron incongruencias en el procedimiento policial, de igual manera, argumentó que las aprensiones no sucedieron en flagrancia. Eso tuvo en cuenta la juez para dejar en libertad a estas personas.

Nestor Humberto Martínez, fiscal general de la nación, afirmó que: "una juez de garantías no legalizó las capturas respecto a ciudadanos, a los que se les solicitará la imputación de dos delitos: daño en cosa ajena y afectación violenta sobre servidor público".

Con estas declaraciones, el representante del ente investigador deja en claro que se seguirán adelantando los procesos respectivos para que estas personas que se vieron involucradas en los desordenes de las protestas del pasado jueves tengan que comparecer ante las justicia.

El único detenido por el momento en Bogotá por estos hechos fue enviado a la cárcel Modelo por el presunto delito de porte ilegal de armas.

Por: Fredy Carrera