En un 65 % avanza la construcción del puente vehicular de la calle 63 con Boyacá y la ampliación de la carrera 70, obras que beneficiarán a más de 500.000 personas, y que según el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), estarían listas para el mes de diciembre. 

Yaneth Mantilla, directora del IDU indicó que “La vía va a beneficiar a toda la comunidad de Fontibón y Engativá, que hoy pierde 45 minutos diarios de trayecto. Con este puente nos vamos a ahorrar ese tiempo”.   

Será una construcción de seis carriles, con ciclorrutas. Una obra pensada y diseñada para el beneficios de los peatones, ciclistas y carros particulares.   

"El nuevo puente vehicular de la 63 y la ampliación de esta vía descongestionarán gran parte del occidente de la ciudad, generando una vía alterna hacia el Aeropuerto El Dorado", agregó Mantilla.

La directora del IDU, también mencionó que “este puente tiene algo muy novedoso y es que se construye con una técnica denominada “voladizos sucesivos”, por lo que no será necesario instalar soportes o columnas sobre la Avenida Boyacá o su separador, y así evitamos impactar la red Tibitoc del Acueducto, lo que podría generar una emergencias de magnitudes inimaginables para millones de bogotanos”.

Se espera que por este puente, que tuvo una inversión de $173.471 millones, transiten cerca de 7.000 vehículos, que se movilizan por esta zona de la ciudad.