Familiares del equipo periodístico ecuatoriano que fue secuestrado y asesinado por la disidencia de las Farc pidieron al Gobierno unirse a la instancia de investigación que creó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para esclarecer los hechos y lograr la expatriación de los cuerpos.

“Hasta el momento no ha habido una respuesta del Gobierno de Colombia para participar en la comisión de la CIDH que investigará el asesinato”, explicó Ricardo Rivas, hermano del fotógrafo Paul Rivas.

El Gobierno ecuatoriano ya se pronunció a favor de la investigación de la CIDH.

Los familiares afirmaron que es vital la participación de todas las partes para que se entregue la información completa del secuestro y posterior asesinato ocurrido en Colombia el mes de abril.

“Exigimos al Gobierno colombiano que abra el espacio para poder conversar con ellos como se había acordado. Para nosotros esa colaboración es importante pero ha sido escasa hasta el momento”, afirmó Cristian Segarra, hijo de Efraín Segarra, conductor del equipo.

Los familiares llegaron a Colombia luego de 50 días del secuestro para buscar respuestas sobre los cuerpos de sus familiares. Afirmaron que han buscado reunirse con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pero aún no han recibido respuestas.

“No vamos a descansar hasta que nos entreguen los cuerpos”, añadió el joven.

Han pasado 32 días después de que se confirmara el asesinato de los tres miembros del equipo periodístico del El Comercio de Ecuador a manos de la disidencia de la exguerrilla de las Farc. Los comunicadores son Javier Ortega, Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra.

Desde entonces ambos gobiernos desplazaron cientos de efectivos de Ejército y Policía hacia la frontera.

La disidencia de las Farc liderada por alias Guacho canceló las acciones humanitarias para la entrega de cuerpos y desde entonces los familiares no tienen información sobre el tema.