Un fotógrafo denunció haber sido víctima de un aparente abuso de autoridad al ser agredido físicamente, y acusado de hechos que asegura no haber cometido. Gracias a un video que él grabó, la Policía investiga el incidente.

Juan Páez afirmó que uniformados lo abordaron de manera inadecuada: “un policía con dos auxiliares me abordan y me piden de una manera muy directa una requisa, yo tenía un poco de afán, pero en ningún momento estaba corriendo, así que me la dejo hacer”.

Como se escucha en el vídeo, aparentemente lo acusaron de algo que no habría cometido.

“El policía comete un delito gravísimo que es el derecho a la intimidad, el tipo tenía mi celular y borró todas mis fotos y el video que yo había hecho”, comenta Juan.

Además cuenta que sufrió abuso físico: “me metieron al cuarto, cerraron la puerta, yo quería salir y lo que hicieron fue pegarme en mis piernas y estómago”.

El caso ya fue conocido por las autoridades, “el comandante de la Policía de Bogotá, Hoover Penilla, ha estado súper pendiente del caso, dice que este policía deja en mal lugar la institución y que hizo una cantidad de cosas que no debía hacer”, asegura el joven.

Juan destacó el acompañamiento que han hecho las autoridades en todo lo relacionado con la denuncia disciplinaria.

Por: Diana Alvarado