gallina criolla

Dentro de la gran variedad de platos que hacen parte de la gastronomía colombiana, hay uno muy especial y con gran tradición: la deliciosa gallina criolla.

Aunque su preparación varía dependiendo de cada región y sus costumbres, este plato típico ha hecho parte por muchos años de la vida cotidiana en las fincas colombianas.

Se cree que la gallina criolla se originó en el continente asiático y que fue traída a Colombia y América por los colonizadores españoles, quienes ya la consumían en Europa.

Su sabor es muy característico y su carne tiene una consistencia dura. Esto se atribuye principalmente a que es criada con alimentación natural y libre de hormonas y concentrados.

Así frustran un robo en TransMilenio

¡Todos podemos ser cómplices de los buenos! Un superhéroe puede evitar así el hurto de celulares en el transporte público. #PóngaseMosca Más en www.conexioncapital.co →

Publicado por Canal Capital en Jueves, 10 de enero de 2019

Como tradición en Colombia, la gallina criolla suele ser preparada o acompañada por ingredientes como: yuca, papa, mazorca, plátano, perejil, cilantro y arroz.

Sin embargo, no existe una preparación única. Se puede comer en piquete, en sancocho o guisada, entre muchas otras opciones.

Lo cierto es que aún, en muchos lugares de Colombia, los paseos de olla con sancocho de gallina siguen siendo una tradición muy importante y arraigada.

En Bogotá, por su parte, es común encontrar este plato típico en plazas de mercado o piqueteaderos. ¿Usted la come?

Lea también: Ruana: la tradicional prenda campesina que es orgullo colombiano