La CAR está a la espera de un nuevo recurso de reposición que interpuso la constructora de la Mansión Monterodro, para entrar a demoler esta obra construida en una área de reserva forestal de los cerros orientales. Esta no es la única propiedad que está en la mira de la entidad.

Monterodro está rodeada de un gran bosque verde. Este predio, además de ya tener una orden de demolición, cuenta con una multa que supera los $ 470.000 millones de pesos impuesta por la CAR en diciembre de 2018.

Néstor Franco, director de la CAR Cundinamarca, afirmó que "viene en camino una segunda decisión que fue recurrida frente a la primera instancia en cuanto al predio Monterodro, muy seguramente la decisión confirmando o modificando la decisión de primera instancia debe salir durante el mes de septiembre y confío que, con base en lo que se decida, podamos también materializar las órdenes que allí se impartan".

Esta entidad tiene en la mira a otros predios por incumplir la ley y atentar contra el medio ambiente.

"Hay seis expedientes más abiertos, todos de distinta categoría, pero lo más importante acá es que se lleve el mensaje a la ciudadanía de que estamos cuidando los Cerros Orientales de Bogotá, que estos no pueden tener el destino fatídico de las montañas del Poblado en Medellín y, que nosotros tenemos que ser conscientes respecto a que la mitigación del riesgo y la adaptación al cambio climático impone la necesidad de ser muy cuidadosos en el ordenamiento del suelo y la construcción en zonas tan sensibles como los son los Cerros Orientales de Bogotá", aseguró Franco.

Las infracciones más comunes son la captación ilegal de agua, disposición de escombros, tala y construcciones.

Por: Diana Alvarado