Hoy se cumplen ocho años de la muerte de Diego Felipe Becerra, este caso más conocido como el del Grafitero. A pesar del tiempo y el esfuerzo de su familia y allegados para que este suceso no quede impune, aún continúa la batalla judicial.

Miriam Pachón es la abogada de este caso, ha estado 8 años en busca de justicia y verdad, afirma que no ha sido fácil, pero la familia de Diego y ella continuarán hasta las últimas consecuencias.

"Al general Francisco Patiño en tres ocasiones se ha intentado hacer la imputación y cada vez que un fiscal cita imputacióno va a citar imputación lo cambian, entonces llama mucho la atención qué está pasando con la Fiscalía, se les ha vuelto a preguntar que qué pasó con eso y pues sí queremos obtener una respuesta", aseguró Pachón.

Aunque ya se han logrado avances judiciales, faltan muchas cosas por aclarar.

"Tenemos al coronel Vivas, al coronel Arévalo, al coronel John Harvey Peña, al teniente Madrid, al patrullero Navarrete que aceptó cargos y tiene principio de oportunidad lo cual significa, que van a ser testigos de cargos, al igual que el patrullero Rodríguez, al igual que el patrullero Tovar, que es el que trae el arma, y los otros patrulleros Barrero y Salabanda no han aceptado cargos".

La abogada afirma que algunos involucrados en el caso han sufrido de atentados y montajes.

"Dentro de este proceso ya existen tres personas que han fallecido, dos sicarios y una persona que nos iba a contar cómo era que nos estaban haciendo los seguimientos, cómo era que habían llegado al abogado del señor Tovar, cómo era que habían llegado y habían hecho cada una de las perturbaciones que hemos tenido nuestra vida".

Esta familia solo espera una condena ejemplar para todas las personas involucradas en este crimen.

Por: Diana Alvarado