Francisco y Catalina Uribe Noguera, hermanos del confeso asesino de Yuliana Samboní, no tendrían que indemnizar a la familia de la pequeña porque fueron absueltos del delito de encubrimiento por la justicia; sin embargo, la defensa de los padres de la menor dijo que acudirá a instancias civiles para iniciar el trámite correspondiente.

En los últimos días se conoció que los hermanos del asesino de Yuliana Samboní habían vendido parte de sus bienes raíces. La familia de Yuliana, semanas atrás, inició el proceso de indemnización por los daños que le produjo el asesinato de la menor, al tiempo que temió que el proceso se viera interrumpido por la venta de las propiedades.

Según la abogada de la familia Samboní, Uribe Noguera y sus defensores nunca tuvieron intención de llevar a cabo este proceso.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"Durante el curso del proceso penal, Rafael Uribe Noguera, ni sus abogados, se acercaron a la familia Samboní ni a mí como representante de las víctimas para hacer alguna oferta respecto de la indemnización integral. En ningún momento han hecho ninguna oferta, ni se han acercado a la familia para decir si hay una voluntad de reparar los daños causados", dijo Viviana Benavides, abogada de familia Samboní.

Sin embargo, el abogado de los Uribe Noguera aseguró que sus clientes no deben indemnizar a la familia Samboní porque el pasado 8 de septiembre fueron absueltos por la justicia colombiana del supuesto encubrimiento del asesinato cometido por su hermano.

"Pueden hacer lo que quieran con sus bienes, porque no tienen ni una limitación del derecho de dominio, ni una condena encima ni una declaración de responsabilidad ni de carácter penal ni civil, que les impida disponer libremente de sus bienes", afirmó Óscar Hernández, abogado de Catalina y Francisco Uribe Noguera.

El Artículo 96 del Código Penal, en el que se estipula quiénes son los obligados a indemnizar, dice: “los daños causados con la infracción deben ser reparados por los penalmente responsables, en forma solidaria, y por los que, conforme a la Ley Sustancial, están obligados a responder”, es decir, sería Rafael Uribe Noguera.

La abogada de la familia Samboní, sin embargo, aseguró que buscará el trámite de la indemnización a través de entes civiles y no penales; por ello, dijo que el proceso ya está en manos de la Defensoría del Pueblo.

Por ahora, hay un fallo del Tribunal Superior de Bogotá que le ordena al condenado pagar una multa de 1.223 salarios mínimos mensuales vigentes, es decir, unos 1.000 millones de pesos, que no van para la familia Samboní, sino para la rama judicial.

Por: Giovanny Suárez Bayona