Una mujer estaba apunto de dar a luz durante la noche de este jueves. El tiempo no dio espera para llegar al hospital más cercano de la localidad, y es con una llamada al 123 que logran contactarse con la Policía del cuadrante para recibir asistencia en el parto.

Los patrulleros llegan hasta el lugar de la emergencia, sin embargo, uno de ellos descubre que el menor se encuentra sin signos vitales. Para lograr prestar el auxilio necesario, logran comunicarse con un hospital desde el cual entregan las indicaciones para salvar la vida del bebé.

Siguiendo el paso a paso por teléfono, el policía logra reanimar al recién nacido, que momentos después es llevado a un centro médico para ser atendido.