Médicos del hospital de Kennedy asistieron oportunamente a un hombre al que le incrustaron un cuchillo en la cabeza. Según la Secretaría de Salud, a Cristóbal Arias le practicaron una tomografía que arrojó una herida de cinco centímetros de profundidad. 

"Cuando me enterraron el cuchillo caí al piso; sin embargo, me puse de pie y por mis propios medios regresé a mi casa, y de ahí un hermano me llevó de urgencias al hospital de Bosa", dijo Cristóbal Arias, tras ser intervenido quirúrgicamente. 

Por tratarse de una lesión de gravedad y debido a la complejidad de la atención requerida, el paciente fue estabilizado y trasladado al Hospital de Kennedy 

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"El paciente sufrió una herida que le comprometía el seno longitudinal superior, por lo que debió realizarse una craneotomía para retirar el fragmento metálico y luego reparar el seno dural por donde pasa el 20 % por ciento de la sangre que va al cerebro en un minuto", explicó Julio Cesar Sánchez, neurocirujano de la Subred Sur Occidente. 

Gracias al compromiso del equipo médico y a la tecnología utilizada en la cirugía, al paciente, que fue víctima de un atraco, se le extrajo el elemento cortopunzante y posteriormente salió de su estado crítico que le permitirá llevar una vida normal. 

"Es de considerar que este tipo de heridas pueden causar lesiones irreversibles que afectan la calidad de vida de las personas. En este caso la oportuna atención fue la clave para este resultado exitoso", afirmó Sánchez.