Bogotá con el paso de los años se ha convertido en una ciudad que ofrece una amplia variedad cultural. Las últimas alcaldías han hecho un esfuerzo importante por priorizar el ámbito cultural, por darle más visibilidad, más recursos y más apoyo del Gobierno.

El sector cultura aporta no solo al desarrollo creativo de los ciudadanos sino que permite la llegada de nuevas industrias creativas de otros países y también se convierte en el escenario perfecto para dar a conocer a nivel internacional el talento colombiano.

Bogotá está llena de opciones culturales y de infraestructura que nos permiten hacer un viaje en el tiempo.

Bogotá a Fondo les enseñará los cinco íconos culturales de la ciudad y que han permitido ser un referente cultural no solo para el país sino para Latinoamérica y el mundo.

Museo Nacional

El Museo Nacional está ubicado en el centro de Bogotá entre la carrera Séptima y la Sexta, y las calles 28 y 29. Fue en un principio construida como una cárcel en 1874 y fue durante casi 72 años la prisión más importante del país.

“Es la resignificación de un espacio. Un lugar que no tenía libertad se convierte en un lugar que a partir del conocimiento, permite la libertad de la gente”, aseguró Marta Mónica Fuentes, mediadora del Museo Nacional.

Este año, el museo cumplió 195 años y en su interior no solo está la historia de nuestro país por medio de sus exposiciones, sino que sus paredes mismas tienen muchas historias que contar.

“Tiene sus piezas en dialogo. Se encuentran piezas de tomas del Palacio junto a elementos de comunidades indígenas. Es una vocación de cuestionar la historia y de generar participación ciudadana”, dijo la mediadora.

Cuenta con 18 salas, una de exposiciones temporales y 17 salas de exposición permanente en las que se exhiben sus cuatro colecciones: arqueología, etnografía, historia y arte.

Este museo, declarado en 1975 como patrimonio cultural recibe miles de personas al año. Los domingos, que es el día en el que la entrada es libre, puede llegar a recibir más de 3.000 visitantes.

Sus exposiciones se renuevan permanentemente y logran mezclar de manera fascinante la historia desde la colonia, hasta los grandes artistas modernos y contemporáneos de hoy en día.

Museo Santa Clara

El Museo Santa Clara fue fundado en el año 1628 y perteneció a la orden de las monjas clarisas. La iglesia es lo único que quedó después de que el convento fue demolido a principios del siglo XX, y es lo que hoy en día se ha convertido en un museo.

Este museo tiene de especial que representa un espacio creado y vivido por mujeres.

“La connotación de genero, de feminidad, de devoción religiosa femenina, es muy pertinente y muy importante hoy en día, en un contexto donde las mujeres nos estamos reivindicando de una manera contundente”, manifestó Constanza Toquica, directora del Museo Santa Clara.

Las exposiciones que hoy se presentan allí tratan de conectarse de alguna manera, con la historia misma del museo y de entender por medio del arte, el recorrido de nuestra sociedad.

“Como museo creamos una serie de talleres, conciertos, teatro, puestas en escena de todo tipo. Pero quizás el más relevante es el de arte contemporáneo para poner a dialogar al patrimonio histórico con el arte contemporáneo sobre problemas del presente”, resaltó Toquica.

Teatro Colón

El Teatro Colón es el único teatro nacional de Colombia, pertenece al Ministerio de Cultura y al Gobierno Nacional. Fue construido en 1885 por el arquitecto italiano Pietro Cantini, quien también construyó el Capitolio Nacional.

“Epicentro de la vida social política y cultural del país, y eso hace que este sea el edificio más bello y más importante. Y no lo digo yo. La BBC de Londres dijo que este teatro era de los siete más importantes del mundo”, aseguró Manuel José Álvarez, director del Teatro Colón.

Tiene 2.400 metros construidos, además de una capacidad para alrededor de 800 personas y el 12 de octubre cumplió 126 años.

En el año 2008 se le hizo una intervención importante: el escenario que era inclinado como se usaba en el siglo 19, se dejó plano. Además, se demolió la caja escénica para hacer una más grande y también se recuperaron los tonos del teatro y se dejaron como eran en un principio.

El telón de boca diseñado por el artista florentino Anibal Gatti es una verdadera obra de arte. “Es el lienzo mas grande que hay en el país, ocupa toda la boca del teatro con figuras preciosas, muy bien pintado, es una joya”, puntualizó el director del Teatro Colón.

Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo

El Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, ubicado en calle 170 con carrera 60, cumplió en mayo de este año, ocho años de fundación. En estos años se ha consolidado como uno de los referentes más importantes de las artes escénicas de Colombia y de Latinoamérica. Se ha caracterizado por su programación de excelencia y por sus labores educativas y formativas en la ciudad.

“La programación es como una puerta abierta a la creación contemporánea. Propicia el diálogo con los artistas de nuestro país , con los mejores artistas del mundo. Y además, es una poderosa fuerza para formar audiencia. El Teatro Mayor tiene programas sociales muy importantes”, compartió Ramiro Osorio, director de Teatro Mayor.

Con una programación estructurada por temporadas, ha traído a los mejores exponentes de la música, la danza y el teatro del mundo. Es así como ha logrado un intercambio cultural que beneficia tanto al público en general como a los artistas profesionales y en formación.

“Necesitábamos un gran teatro en el que se pudieran hacer todos los lenguajes artísticos en excelentes condiciones y donde hubiera un gran equipo humano altamente profesional que permitiera el desarrollo de todas las producciones. Se necesitaba un teatro que tuviera todas las condiciones acústicas y todos los equipos de la mejor calidad”, comentó Ramiro Osorio.

Orquesta Filarmónica de Bogotá

La Orquesta Filarmónica de Bogotá, creada en el año 1967 por el entonces presidente Virgilio Barco, es la orquesta de música clásica más importante del país.

En estos 50 años ha logrado el propósito con el que inicialmente se creó: a democratizar y diversificar la música sinfónica, haciendo difusión del repertorio sinfónico universal y nacional en todas las localidades de la capital, en diferentes escenarios convencionales y no convencionales.

Cada semana, hay en diferentes lugares de la ciudad, una variedad de conciertos que incluyen también a la orquesta infantil, pre juvenil y juvenil. Los conciertos por lo general son gratuitos, y además de esto, la orquesta ofrece clases magistrales con los invitados de otros países que vienen a presentarse con la orquesta para que personas del común puedan vivir la experiencia de aprender de los mejores.

La lista de los íconos culturales de Bogotá es casi interminable. Hay que mencionar también lugares como el Museo del Oro, el Museo de Arte Moderno de Bogotá, la Quinta de Bolívar, el Museo de Arte Contemporáneo y muchos más.

La invitación para los habitantes de Bogotá es a que salgan, se apunten y disfruten de los conciertos, las exposiciones y los espectáculos que ofrece la capital del país.