• La Policía de Tránsito dio a conocer el balance de los operativos en la semana de receso.
  • En conjunto con la Secretaría de Movilidad, buscan controlar las rutas escolares en la ciudad.

En el marco del programa La Ruta Pila, la Policía de Tránsito de Bogotá ha aumentado los operativos para regular los vehículos que prestan el servicio de transporte escolar. El balance hasta el momento no es muy positivo.

“La Policía de Tránsito en lo transcurrido de este año lleva un aproximado de 860 órdenes de comparendos”, dijo Nikol Velásquez, comandante grupo de servicios especiales de la seccional de Tránsito y Transporte de Bogotá.

El mal diligenciamiento y la falta del formato único del extracto de contrato, son algunas de las principales irregularidades detectadas por las autoridades.

“Por fallas técnico mecánicas, por fallas ambientales, a su vez por no portar los emblemas o estar desgastados”, explicó Velásquez.

Para evitar comparendos e inmovilizaciones, las autoridades dieron algunas recomendaciones a los conductores y propietarios de estos vehículos.

“Lo primordial es respetar las normas de tránsito. A su vez verificar que todos los menores porten el cinturón de seguridad, que cuando bajen a los menores de la rutas lo hagan en compañía de la auxiliar y en sitios permitidos”, dijo Nikol Velásquez.

Según la Secretaria de Movilidad, los operativos se intensificarán en las próximas semanas.

Por: Ángel Aguilar.