La mujer contó a Canal Capital que solicitó el servicio de Uber en el norte de Bogotá, pero minutos después decidió cancelarlo para tomar un taxi y llegar a su destino.

“Me llegó un mensaje que decía que ya finalizó el viaje, aparecían cargados 70 mil pesos a la tarjeta de crédito, cuando en la primera tarifa me aparecía 11 mil pesos”, contó la denunciante.

La mujer revisó el mapa del trayecto y aseguró que el conductor tomó el camino más largo, el cual aparecía con algunas rayaduras.

Uber responde

Por medio de un comunicado de prensa, Uber respondió a las denuncias de los usuarios de este transporte. Aseguró que la seguridad de sus clientes es una de sus prioridades.