Lactar no siempre significa vida y un ejemplo de ello es el de las madres portadoras del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), para quienes el no amamantar a su bebé se convierte en una decisión de amor.

Y es que el VIH puede transmitirse de las madres infectadas a sus hijos durante el embarazo, en el parto y también por medio de la lactancia materna.

Para Amanda Mojica, madre portadora de VIH, el no poder amamantar a su bebé significó renunciar a un vínculo que siempre quedará pendiente, sin embargo lo hizo para salvarle la vida.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"Eso es una cosa que no se subsana. Creo que las mamás decimos como está bien porque es por el bienestar de los hijos, pero no es una cosa fácil como mamá porque ese vínculo es un vínculo que no se vuelve a conectar", señaló Amanda.

En Colombia hay aproximadamente 24.000 mujeres diagnosticadas con VIH, de las cuales un poco más del 80 % son madres cabeza de familia.

Lea también: ¿Cómo puede ser donante de órganos en Colombia?