En la localidad de Usme se reportó una brutal agresión contra una joven de 23 años, la cual sufrió múltiples lesiones en su cara y cuerpo, provocados con arma blanca.

El agresor sería su expareja, quien quedó en libertad, de acuerdo con la versión entregada por los familiares de la víctima.

“Él me la llevó a un potrero vía al llano, ahí le llevó unas argollas de matrimonio, pero mi hija le dijo que no, que no quería nada con él. Él empezó a matármela (…) con el bisturí le desfiguró la cara y dijo que si no era para él no era para nadie”, manifestó Nora Alba Cuervo, madre de la víctima.

La Policía capturó al presunto responsable en el lugar del ataque, pero según la familia de la víctima fue dejado en libertad horas después.

Aunque estos casos de violencia se siguen presentando, las autoridades reportaron la reducción de feminicidios en la ciudad comparado con el año anterior.

El paso más difícil para las víctimas de ataques, es denunciar, sin embargo, la Secretaría de la Mujer las invitó a exponer estos casos ante las autoridades.