El Juez cuarto administrativo de Bogotá negó la solicitud de suspender las obras en los humedales adelantadas por la Empresa de Acueducto y Alcantarillado y confirmó que estas obras están amparadas en el Plan de Ordenamiento Territorial- POT.

Asimismo, esta decisión judicial ratifica que se cumplen las normas jurídicas y ambientales de las obras en los humedales.

Según la Alcaldía de Bogotá, estos espacios son muy importantes en la contención del crecimiento urbano sobre los humedales evitando las ocupaciones ilegales, logrando el cuidado de los mismos.

Durante los últimos tres años, la Alcaldía de Bogotá ha trabajado en recuperar estos cuerpos de agua en la ciudad con una inversión superior de 16.000 millones de pesos.

Con tal fin, fueron cerradas 428 las conexiones que vertían agua y residuos contaminantes a estos ecosistemas tan importantes.

La mayor cantidad de vertimientos cerrados se hicieron en el Humedal Juan Amarillo, con 409 conexiones corregidas, y 19 en el Humedal La Conejera. De igual forma, se han mantenido 1.170 hectáreas en los humedales y abierto más de 130 hectáreas de espejo de agua.

Cabe recordar que el trabajo del Distrito ha sido reconocido a nivel internacional, el año pasado Bogotá se convirtió en la primera ciudad de Colombia en recibir la certificación RAMSAR por un complejo de humedales urbanos que abarcan un área total de 667,38 hectáreas. Se trata de la mayor autoridad a nivel mundial en materia de humedales.