Más de 800.000 viajes al día, 540 km de ciclorruta y miles de historias sobre cada bicicleta, nos llenan de razones para recordar por qué Bogotá es la capital mundial de la bici.

1.500.000 usuarios de Ciclovía también son una muestra de que en las ciclorrutas de la ciudad caben todos. Los niños, los jóvenes, los adultos y los ancianos. Son, además, 85 rutas para más de 2.000 niños que nos revelan la Bogotá que piensa en los más pequeños.

Pero la bicicleta no es solo símbolo de movilidad en la ciudad, el emprendimiento también ha sido impulsado por el caballito de acero, generando cerca de 1.000 empleos.

La bicicleta es, sin lugar a dudas, para los que aman el deporte, para quiénes se mueven sosteniblemente y para toda la sociedad bogotana.

Hay mil razones para amar la bici.