"Quitarle el musgo a los cerros es como quitarle la piel a la naturaleza". Por esta razón, la Secretaría Distrital de Ambiente hizo un llamado a los ciudadanos para que no utilicen musgo en las decoraciones navideñas, ya que esta práctica tiene una grave afectación al ecosistema.

La campaña con la que se espera disminuir el uso de esta planta se llama "Navidad sin musgo" y busca evitar el tráfico de líquenes, musgos, orquídeas y otras especies de los cerros orientales.

Óscar López, subsecretario de Ambiente, indicó que el musgo hace parte de la flora de los cerros orientales y pertenecen al ecosistema, por lo tanto no se debe retirar. Agregó que Ambiente hace un control en plazas de mercado, en el corredor de la calle 53 y otros puntos donde se podría identificar este delito.

"Hay otras formas alternativas, hay productos reciclables, a través de los cuales se pueden hacer elementos conmemorativos de la Navidad sin afectar los ecosistemas ni los cerros tutelares", agregó López.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

En los últimos tres años se han incautado alrededor de tres bultos anuales de musgo y de otras especies maderables, estadística que se ha reducido debido a las campañas que se vienen realizando desde 1995 y que han ayudado a disminuir la comercialización de esta planta de 100 a tres bultos.

El tráfico de este tipo tiene multas de hasta 3.500 millones de pesos, dependiendo de las condiciones en las que se de el delito,y representa sanciones como:  

  1. Comparendos impuestos por parte de la Policía, que además inicia procesos de tipo penal.
  2. La Secretaría de Ambiente, por su parte, inicia procesos ambientales sancionatorios establecidos en la ley 1333.