Por medio de su cuenta de Twitter, el presidente Iván Duque indicó que desde mañana 24 de noviembre iniciará la Conversación Nacional con Alcaldes y Gobernadores electos de todo el país, no el 27 de noviembre como estaba previsto.

El mandatario también señaló que a partir del lunes 25 de noviembre liderará una mesa de trabajo con la Comisión Nacional de Concertación laboral. De la misma manera, manifestó que continuará el diálogo con los diferentes sectores en el transcurso de la próxima semana.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Después de la jornada del paro nacional del 22 de noviembre, el presidente se pronunció e hizo un llamado a mantener una protesta pacífica. Al final de la misma alocución señaló que se abrirá una mesa de Conversación Nacional el 27 de noviembre. El propósito de esta mesa de concertación es reunir a los diferentes sectores y fortalecer la agenda vigente de la política social.

A las 11:30 de la mañana del 23 de noviembre, después del toque de queda que fue declarado en Bogotá el día anterior, el presidente Duque insistió durante su intervención en que rechaza los actos de vandalismo y los mensajes que promueven la desinformación y la violencia durante las protestas.

Lea también: "Rechazo las afirmaciones que insinúan que la Fuerza Pública promueve el vandalismo": Duque

También agradeció el trabajo de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas al mantener la paz y garantizar la seguridad de los ciudadanos de la capital durante el toque de queda del 22 de noviembre.

El presidente mencionó que las autoridades continuarán en el Puesto de Mando Unificado para tomar decisiones en tiempo real e invitó a todos los ciudadanos a grabar cualquier actividad de vandalismo para que sea compartida con la Policía Nacional. Esto con el fin de contar con material adicional para avanzar en la judicialización.

En su primer pronunciamiento sobre el paro nacional, el 21 de noviembre, Duque rechazó la violencia que se vivió en varias ciudades y afirmó que el peso de la ley caería sobre quienes cometieron actos delictivos.

"Los hechos sucedidos con posterioridad a la marcha son vandalismo puro y no obedecen a una expresión de la voluntad popular, ni serán legitimados por el derecho a la protesta", agregó.