El juzgado 33 de circuito dio vía libre a Lagos de Torca, uno de los proyectos más ambiciosos de la Alcaldía de Enrique Peñalosa.

Dicha decisión le da la razón al Distrito sobre el cumplimiento de requisitos ambientales para llevar a cabo su construcción.

“Les informo que el Juzgado 33 Civil del Circuito decidió que la acción de cumplimiento que instauramos en relación con el POZ Lagos de Torca era improcedente”, manifestó María Mercedes Maldonado, a través de su cuenta de Twitter.

En julio del año anterior, un grupo de ciudadanos instauró una acción de cumplimiento al considerar que el proyecto Lagos de Torca incumplía con la Resolución 475 de 2000 del Ministerio de Ambiente.

Sin embargo, un juez no les dio la razón y la Secretaría de Planeación insistió en que Lagos de Torca estaba 100 % planeado.

“Lagos de Torca no toca en nada la reserva van der Hammen, sí son colindantes por el oriente y occidente. Por eso esas resoluciones lo que hablan es cómo se debe lograr esa conectividad de la parte oriental de los cerros con la parte occidental que sería la reserva Thomas van der Hammen”, expresó en su momento Andrés Ortiz, secretario de Planeación Distrital.

La Alcaldía Mayor de Bogotá ha insistido en que Lagos de Torca es el primer proyecto urbanístico de esta magnitud en el país que fue revisado por todas las autoridades ambientales competentes, pues recibió concepto del Ministerio de Ambiente y, adicionalmente, fue concertado en todos sus aspectos ambientales con la Corporación Autónoma Regional (CAR) y la Secretaría Distrital de Ambiente.

Lagos de Torca le permitirá a la ciudad la ejecución de 4 billones de pesos en infraestructura, para la cual el sector privado financiará el 100 por ciento de las obras y el Distrito aportará los convenios para aprobar diseños, realizar el seguimiento y vigilar que se cumplan todas las normas técnicas.

Se proyectan adelantar los diseños este año para iniciar obras en 2019, con el fin de realizar primera entregas en 2021.