Hace 30 años fue asesinado uno de los mayores representantes del liberalismo en Colombia, el ex candidato presidencial Luis Carlos Galán Sarmiento.

El abogado y economista de la Universidad Javeriana se disponía a hablar ante el pueblo de Soacha, Cundinamarca. Sin embargo, a las 8:45 de la noche aproximadamente, camino a la tarima, recibió cinco disparos, tres de ellos letales.

Galán alcanzó a ser llevado al Hospital de Bosa para ser luego trasladado al Hospital de Kennedy. Esfuerzos que fueron en vano a pesar de los intentos del cuerpo médico.

Además del candidato presidencial, también fueron asesinados Julio César Peñalosa Sánchez, el concejal de Soacha, y Santiago Cuervo, miembro del grupo de escoltas de Galán.

Los autores materiales del hecho fueron Jaime Eduardo Rueda Rocha, Henry de Jesús Pérez y Carlos Castaño Gil, todos abatidos.

El primer personaje judicializado hasta el momento es el ex ministro de justicia y senador de aquel entonces, Alberto Santofimio. En 2007, este recibió una condena de 24 años por el magnicidio del líder político.

Sin embargo, las recientes investigaciones y las declaraciones de testigos afirman que los autores intelectuales fueron el Cartel de Medellín, de la mano con funcionarios del Estado.

A lo largo de las investigaciones, la Fiscalía llamó a indagación a los políticos Álvaro Sierra, Alfonso Parra Pérez y Jairo Ortega.

Por parte del DAS y la Policía hay varias cuestiones sin resolver. El general (r) Miguel Maza Márquez fue condenado a 30 años de cárcel, aunque insiste en su inocencia. El segundo es el coronel Manuel Antonio González, quien recibió 22 años de cárcel. Los dos solicitaron entrada en la JEP pero no fueron aceptados.

La corrupción dentro de las entidades llegó a un punto en el que se capturaron tres hombres que no tenían relación con el homicidio: el mayor Luis Felipe Montilla, Alberto Jubiz Hazbum y Norberto Murillo Chalarca.

El último nombre relacionado con el hecho es el general Argemiro Serna, subcomandante del Departamento de Policía de Cundinamarca. En febrero del año pasado la Fiscalía señaló que el oficial “omitió dar cabal cumplimiento a sus deberes” de proteger a Galán, y mientras avanza la investigación en su contra, le prohibió salir del país.

Con información de kienyke.com