Foto de: KienyKe.

El Instituto de Protección y Bienestar Animal (Idpyba) realizó durante cuatro meses un estudio en el que advierten que alimentar a las palomas en la Plaza de Bolívar está generando sobrepoblación de las aves, lo que genera graves consecuencias como transmisión de enfermedades y dependencia del humano.

“Las palomas son lo que hay acá en la Plaza de Bolívar, la tradición turística de la plaza, sin las palomas pues quién va a venir, nadie”, dijo un comerciante de maíz de la Plaza de Bolívar a Capital Noticias.

Aunque esta actividad es el sustento diario de muchos y la diversión de otros, el estudio del Idpyba asegura que la explotación de estas aves para fomentar el turismo ha generado graves afectaciones.

“Ha tener enfermedades, muchas de ellas están enfermas, puede ocasionar problemas de salud pública, veterinaria y están afectando también otras aves silvestres nativas de Bogotá”, explicó Clara Sandoval, directora del Instituto de Protección y Bienestar Animal.

Además, el diagnóstico revela que en la Plaza de Bolívar por metro cuadrado hay 33 palomas cuando deberían de haber cinco de estas aves.

Por otra parte, el estudio asegura que las palomas pierden sus hábitos naturales cuando las personas empiezan a alimentarlas.

 

Los fines de semana hay más de 3.400 palomas mientras que de lunes a viernes se disminuye a 1.300, por lo que el Idpyba le aconseja a los ciudadanos no alimentarlas para que ellas regresen a su hábitat natural.

Por: Catherine Solanilla.