En Bogotá se presentó una nueva víctima de los llamados Carros Fantasma, el herido fue Carlos Alberto Mendoza Cortés, de 31 años, un médico veterinario, padre un pequeño que acaba de cumplir tres años.

Mendoza resultó con múltiples traumas, incluida una doble fractura en el fémur de la pierna izquierda y la rodilla derecha destrozada, luego de que la moto que conducía (placas NTA60D) el pasado miércoles 16 de enero a las 8:34 de la noche, chocara con un vehículo que hizo un giro imprudente y luego se dio a la fuga. El suceso ocurrió en la avenida Circunvalar, sentido sur-norte, a la altura de la calle 52 a.

En ese lugar, un vehículo negro tipo sedán giró bruscamente a alta velocidad, sin direccionales, para tomar la salida a la carrera segunda. La maniobra no le dio tiempo de girar a Carlos Mendoza, quien terminó inconsciente en un andén y con su moto destruida.

El vehículo no se detiene tras el choque y emprende la huida por la carrera segunda hacia el norte, como quedó registrado en cámaras de seguridad de un conjunto cercano.

Así frustran un robo en TransMilenio

¡Todos podemos ser cómplices de los buenos! Un superhéroe puede evitar así el hurto de celulares en el transporte público. #PóngaseMosca Más en www.conexioncapital.co →

Publicado por Canal Capital en Jueves, 10 de enero de 2019

“El vehículo se tira a meterse por la cuadra, sin direccionales ni nada, desde el carril de la mitad de la circunvalar. Por más que frené e intenté esquivarlo me estrellé con la parte de atrás del carro y tuve el accidente”, recuerda Carlos.

Carlos Mendoza, quien fue trasladado a la clínica Jarbsalud, en Chapinero, fue auxiliado por otros conductores y recuerda que abrió los ojos y se vio en el suelo, con las piernas en el andén y el tronco en el piso siendo ayudado por otros moteros, quienes le informaron que el conductor se había escapado.

Carlos ya fue sometido a una cirugía para reconstruir el fémur de su pierna izquierda y está a la espera de un procedimiento para recomponer los tendones de su rodilla derecha. Es consciente de que apenas comienza un largo periodo de recuperación, pero pide al conductor, que huyó tras el accidente, que aparezca para responder por los daños causados.

En el 2017, cifras oficiales apuntan que 100.000 personas en el país fueron víctimas de los carros fantasma, vehículos que se dan a la fuga tras un siniestro, como es el caso de Carlos.

De acuerdo con la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres), por este problema el Estado tuvo que costear por concepto de gastos médicos, indemnizaciones por muerte y auxilio funerario más de 156.000 millones de pesos en el 2017.

El número de afectados por esta causa el año pasado fue mayor en Bogotá (18.511 víctimas), Atlántico (17.312), Valle (14.993), Córdoba (7.832) y Magdalena (6.444).