El esqueleto de 11 metros de largo fue donado a Maloka por Rodolfo Llinás, neurocientífico colombiano, con el fin de impulsar el conocimiento sobre la anatomía y fisiología del cerebro de los dinosaurios.

Los niños, jóvenes y adultos tendrán la oportunidad de conocer desde este jueves la tiranosaurio rex "Juliana", la nueva experiencia permanente de Maloka, denominada así por el propio Llinás en honor a su esposa, Guillian Kimber.

También, se podrá descubrir cómo era la estructura anatómica del cerebro del tiranosaurio rex y la disposición de sus sistema nervioso.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"El objetivo de esta experiencia es identificar la manera en que la anatomía y la fisiología del cerebro se relaciona con las capacidades motrices y sensoriales del tiranosaurio rex. Los visitantes quedarán sorprendidos con la cantidad de detalles poco conocidos sobre estos animales", dijo Adriana Correa, presidente ejecutiva de Maloka.

La experiencia estará enriquecida con una propuesta museográfica para entender las claves de la evolución, acompañada de actividades pedagógicas sobre la extinción de los dinosaurios y la relación filogenética que tienen con las aves.