TransMilenio reveló sus planes para chatarrizar los buses que llevan más de 19 años circulando en las calles de Bogotá y que empezarán a salir desde la próxima semana.

Los buses antiguos de TransMilenio, que son estándar Euro II y III, quedan primero a merced de una retroexcavadora. Luego pasan por una compactadora y terminan fundidos a 1.250 grados de temperatura en un horno.

Después ajustan la composición química para obtener el acero. De esta manera convierten el bus en componentes metálicos como varillas, alambres y material para construcción.

Lea también: Alcaldía Peñalosa entrega puente de la calle 183 con autopista Norte

Los concesionarios empezarán a chatarrizar cerca de 1.200 buses durante un año. A medida que ingresen los nuevos buses al sistema de TransMilenio irán sacando de circulación la flota antigua.Este proceso de chatarrización no representa dinero para el Distrito ni para los ciudadanos.

La Secretaría de Movilidad habilitó dos desintegradoras para realizar el proceso de chatarrización.

La flota de las fases I y II del sistema representan 70 % de los buses del componente troncal.

Por: Catherine Solanilla