A través de un comunicado, firmado por Radio Nacional Patria Libre (Ranpal), la guerrilla del ELN admitió su responsabilidad en el atentado perpetrado en La Macarena que dejó como saldo cuatro civiles  y 25 policías heridos, y otro uniformado muerto.

Según el documento, dicho ataque lo cometió un comando guerrillero urbano de esa guerrilla y que estaba dirigido contra policías Esmad que ese día estaban custodiando la cercanía de  la Plaza de Toros La Santamaría, en el centro de Bogotá.

Lea también: Patrullero Albeiro Garibello falleció tras atentado en Bogotá.

Según el grupo armado ilegal, el ataque fue una respuesta de acción del ELN contra la idea del Gobierno Nacional de dialogar de paz en medio del conflicto y de no pactar el cese al fuego bilateral y definitivo y aseguran que esa es la orden que tienen todas nuestras unidades.

Asimismo dice el comunicado del ELN que este ataque contra los uniformados hace parte de su crítica contra el cuerpo del policías del Esmad, al que consideran que es un grupo exclusivo para reprimir las manifestaciones sociales en campos y ciudades del país que le da el carácter de guerra a las demandas populares.

Lea aquí: Álvaro Uribe pide suspender los diálogos con el Eln.

Según la guerrilla, no es coherente sentarse a la mesa de diálogos mientras el Gobierno dilata el cese bilateral al fuego. Así, dice el ELN, se somete a la población  a las partes del conflicto a seguir con el padecimiento de la guerra.

Este es el comunicado del ELN

“El pasado 19 de febrero de 2017 a las 10:20 de la mañana, en los alrededores de la plaza La Macarena en la ciudad de Bogotá, Capital de Colombia; un comando guerrillero urbano del ELN atacó con explosivos a una patrulla policial del ESMAD.

Resultados: 26 policías heridos.

Nuestra Fuerza se retiró sin novedad.

El ESMAD es un cuerpo de la Policía encargado exclusivamente de reprimir las manifestaciones sociales en campos y ciudades del país, dando tratamiento de guerra a las demandas populares. En varias jornadas represivas han sido asesinadas o heridas varias personas en total estado de indefensión, los reclamos por ello no han trascendido más allá de compromisos del gobierno de investigarlos o justificarlos, quedando todo en la impunidad.

Desde hace más de 10 años importantes voces en el país se han pronunciado para que este cuerpo represivo sea disuelto; por considerar acertado este planteamiento, invitamos a la sociedad a continuar este debate en particular hoy cuando avanza un proceso de solución política al conflicto.

Reiteramos al gobierno nacional la urgencia de un Cese bilateral al fuego de manera inmediata, tal como lo solicitan diversas expresiones de la sociedad colombiana.

No es coherente de parte del gobierno, sentarse a la mesa a hablar de paz mientras dilata el Cese bilateral y somete al padecimiento de la guerra a la población y a las partes que se enfrentan”.

Juan Camilo Restrepo, jefe negociador de los diálogos de paz con el Eln, a ravés de Twitter rechazó el hecho atribuido por el Eln y les envió el mensaje de que están muy equivocados con esta forma de presionar el cese al fuego bilateral e indicó que el cese se alcanzará cuando el grupo guerrillero comprenda que a él no se llega escalando el conflicto.

CANAL CAPITAL SOMOS TUS OJOS EN BOGOTÁ