Con un apretón de manos, un abrazo y un beso, Bertha Fries y Carlos Antonio Lozada sellaron el compromiso de las Farc de contar toda la verdad y pedir perdón por el atentado al Club El Nogal.

Así quedó registrado en un video. Son la vocera de las víctimas y el integrante del secretariado del grupo armado. “Esto es para la posteridad”, dicen después de 14 años del hecho que dejó 36 muertos y al menos 198 heridos.

En el documento quedó acordado que se realizará un acto público, en el mismo club donde el 7 de febrero de 2003 estalló un carro bomba. La idea es que las Farc entreguen detalles de lo ocurrido ante la Comisión de la Verdad, que creó por decreto el presidente Juan Manuel Santos en las últimas horas.

Esto, “con el propósito de ofrecer a las víctimas justicia, reparación y su derecho a conocer la verdad”, señala el documento. Por ahora se desconoce la hora y el día exacto del encuentro.

Para la líder de las víctimas, se trata de un paso para “el proceso de conocimiento de la verdad sobre uno de los hechos más impactantes de la guerra en Colombia”. También señaló que se han generado diálogos con los delegados del papa Francisco con el fin de que el acto de reconciliación sea incluido en la agenda del sumo pontífice.

Su llamado fue además al alcalde Enrique Peñalosa, al presidente Santos y al nuncio apostólico Ettore Balestrero, para que asistan al evento.

“Se trata de un hecho en el que el país y los bogotanos tenemos que trabajar y aportar a la construcción de la paz firmada”, añadió Bertha Fries.

Los acercamientos entre las víctimas de El Nogal y las Farc iniciaron en noviembre de 2016, cuando la líder viajó a Cuba para conversar con los líderes guerrilleros.

Por el atentado al Club El Nogal han sido condenadas seis personas, entre ellas Fernando Arellán, uno de los autores materiales, y alias ‘El Paisa’, jefe de la columna móvil Teófilo Forero, quien habría ordenado el ataque.