El Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Sincelejo  ordenó el arresto de la directora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Cristina Plazas.

La directora del ICBF fue condenada a 10 días de arresto y a pagar una multa de diez salarios mínimos por desacatar una tutela tras oponerse a contratar a una persona que se encontraría inhabilitada

La tutela, fallada el pasado 17 de marzo, le ordena a Plazas a contratar a Jackeline Hernández como directora regional del ICBF en Sucre. Sin embargo, según Plazas, la mujer había sido contratista del Bienestar Familiar y por este motivo se encuentra inhabilitada.

“Nosotros no podemos subir la hoja de vida cuando hay un concepto del ICBF que dice que la señora está inhabilitada. Cuando uno va a subir una hoja de vida tiene que jurar que la persona no está inhabilitada”, afirmó Cristina Plazas para los medios, “yo cómo voy a ordenar a mi director de Gestión Humana que lo haga porque el juez lo diga, no puedo hacer esto”.

La Directora del ICBF, Cristina Plazas,  denunció que es probable que existan intereses políticos detrás del nombramiento de Jackeline Hernández. De acuerdo a fuentes del departamento de Sucre, el político que está impulsando este nombramiento es Nicolás Guerrero del partido de la U.