El Superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, decretó la suspensión de los efectos ilegales de las conductas presuntamente contrarias a la libre competencia económica desplegadas por el Instituto Nacional De Concesiones (INCO), hoy Agencia Nacional De Infraestructura (ANI).

Así mismo a través de su condición al director encargado para la época, Gabriel Ignacio García Morales y la concesionaria Ruta del Sol S.A.S., de la cual hacen parte empresas de Odebrecht, que generaron la suscripción del Contrato de Concesión de la Ruta del Sol – Tramo 2 en el año 2010.

Con base en las pruebas que obran en el expediente, en este estado de la actuación administrativa, se encuentra acreditado que durante el proceso de licitación pública para la concesión de la Ruta del Sol, Tramo 2, Gabriel Ignacio García Morales, en su calidad de Viceministro de Transporte y Gerente General Encargado del Instituto Nacional De Concesiones (INCO), asesoró a un funcionario de una empresa vinculada con Odebrecht que conformó la concesionaria que a la postre resultó adjudicataria de la concesión.

Además, según la entidad existen múltiples evidencias sobre la forma en que dicho funcionario habría direccionado el proceso licitatorio con el fin de favorecer la propuesta de dicha empresa, y así falsear la libre competencia económica en el proceso contractual, en desmedro de las otras propuestas presentadas.

El funcionario Gabriel Ignacio García Morales habría ejecutado dichas irregularidades a cambio de un soborno pagado por Odebrecht por un monto de USD 6,5 millones de dólares, hecho que fue reconocidos, aceptados y confesados tanto por el Ex Gerente General del INCO, García Morales, como por Odebrecht.