Este martes, la Casa Blanca presentó ante el Congreso el presupuesto general de Estados Unidos para el 2018, y este establece una reducción del 35% de los recursos que EE.UU. da a Colombia anualmente.

Si este presupuesto es aprobado, los US$391 millones de ayuda financiera que EE.UU. le da a Colombia anualmente, pasarían a ser US$251.400 millones en recursos administrados por el Departamento de Estado destinados para la guerra contra las drogas y programas de desarrollo social y posacuerdo.

El recorte más importante se encuentra en los fondos para el posacuerdo, que pasaron de US$187 millones a US$105 millones, el 45%.En la propuesta para el 2018, el proyecto Trump indica que los US$ 105 millones en desarrollo social servirán “para ayudar al país en la transición de 52 años de conflicto a la paz”.

De igual manera, las ayudas de asistencia militar del Departamento de Estado también serán recortadas y pasarán de ser ayudas a prestamos desde el próximo año. Estos fondos alcanzaban los $27 millones al año.

La Casa Blanca designó US$ 125 millones para la lucha contra el narcotráfico (US$18 millones menos), US$20 millones para el desminado y US$ 1.4 millones para Educación Militar.

Esta reducción forma parte de una de una reducción presupuestal planteada por el presidente estadounidense Donald Trump, que el mandatario busca que alcance el 29%.

Los países que se verían afectadas por esta medida, en caso de ser aprobada, son Pakistán, Túnez, Ucrania, Líbano Filipinas, Vietnam y Colombia. Cabe resaltar que esta medida se aplicaría desde 2018 y no compromete la ayuda financiera que recibirá Colombia este año, 450 millones, en el marco de Paz Colombia.

El Congreso de Estados Unidos será el encargado de tomar la decisión acerca del presupuesto, que se someterá a debate próximamente. Las nuevas decisiones del administrativo representan un reto para el nuevo embajador de Colombia en Estados Unidos, Camilo Reyes, quien tendrá que buscar como mejorar la ayuda financiera.