Con el Otrosí firmado, se espera que todos los buses del SITP que hoy están varados, operen al finalizar este 2019.

Actualmente son diversos los factores que generan un deficiente servicio en el SITP zonal. Los usuarios deben esperar tiempos prolongados para tomar un bus, la flota es insuficiente y está en mal estado, los conductores no hacen las paradas debidas, hacen falta patios para los concesionarios y cada día hay más colados.

Por lo anterior, el Otrosí acordó una serie de medidas entre las que se destacan:

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

"Que nos permita a nosotros que los usuarios, que los funcionarios y los operadores puedan medir claramente con criterios mejores el servicio de transporte público", dijo María Consuelo Araújo, gerente de TransMilenio.

"Lo segundo es garantizar que, con unos recursos, al modificar el sistema de tarifas, nos permita recursos para levantar flota y romper el círculo vicioso que existía en el sistema de que cada día perdíamos buses, pasajeros, ingresos, y entrábamos en espiral vicioso que rompemos con estas modificaciones", agregó la gerente.

Lea también: Desactivamos la bomba atómica del SITP: Peñalosa

"Se podrán chatarrizar los 2.500 buses que están dentro de los compromisos de los contratos que se establecieron en su firma en el 2009 y se va a poder vincular la nueva flota de buses al SITP", finalizó diciendo María Consuelo Araújo.

Además, habrá mejoras para los conductores y los concesionarios implementarán medidas antievasión. El acuerdo le costará a la ciudad 1.7 billones de pesos durante los próximos 10 años, dineros que saldrán de fuentes de financiamiento como multas de tránsito, cobro por estacionamiento regulado en vía pública y pago voluntario por libre circulación.

Por: Ángel Aguilar