La admirable historia de un beisbolista sin una pierna que sueña con llegar a las grandes ligas

Un ejemplo de superación. Así es la vida de José Mosquera Hurtado, un joven chocoano que ha demostrado que tener una sola pierna no es un impedimento para alcanzar sus objetivos y que encontró en el deporte de la pelota caliente una razón para seguir.

Carolina Caícedo, su profesora de matemáticas, cuenta que José logró convertir la terquedad en una cualidad: “íbamos a hacer cualquier actividad física y él siempre estaba ahí, siempre podría y siempre tenía las ganas”, recuerda.

El accidente que sufrió en los primeros años de la adolescencia le quitó una de sus extremidades: “en el 2011 estábamos con mis hermanos y otros amigos. Estábamos en un tractor que se volteó y ahí perdí la pierna”, menciona sin muchas ganas de recordar aquel fatídico momento.

Su fortaleza y el swing para lanzar la pelota fueron dos de las más grandes cualidades que encontró Justin Halladay, un norteamericano que ve en el béisbol una herramienta para cambiar el mundo, en José.

“Siempre habíamos querido ir a Chocó, un lugar con mucha pobreza y comunidades muy aisladas donde no llega el apoyo y donde podemos hacer un impacto positivo con el béisbol”, menciona Halladay.

Halladay recuerda que grabó un video en el que se veía a José corriendo y jugando con una sola pierna. Gracias a esas imágenes cerca de 20 jóvenes del Chocó viajaran por primera vez a Estados Unidos.

“Yo había montando en avión hasta Medellín pero ese viaje fue el primero a otro país…me gustaron muchas cosas. Conocí la nieve y eso era algo que no pensaba conocer”, agrega José.

Durante el tiempo en Estados Unidos, los jóvenes realizaron diversas actividades culturales, visitaron varias ciudades del país y obviamente, entrenaron como cualquier profesional de la liga norteamericana. Pero sin lugar a dudas, el mejor momento de su viaje fue el momento en el que la promesa de Chocó conoció a Jed Lowrie, su ídolo, que le regaló la prótesis de pierna.

“Me siento muy bien y muy feliz porque nunca pensé en tener una prótesis como esta que me regaló Jed Lowrie. Espero salir adelante con esta prótesis”, mencionó José.

Revive esta historia de superación en Bogotá a fondo.

Lea también: Mariana Pajón conquistó la Copa Sudamericana de BMX en Argentina