En la madrugada de este lunes, el Eln se adjudicó el atentado a la Escuela General de Cadetes que dejó 21 muertos y más de 60 heridos el pasado jueves.

“La operación realizada contra dichas instalaciones y tropas es lícita dentro del derecho de la guerra, no hubo ninguna víctima no combatiente”, señaló el grupo al margen de la ley, a través de un comunicado.

Asimismo, indicó: “la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional, es una instalación militar; allá reciben instrucción y entrenamiento los oficiales que luego realizan inteligencia de combate, conducen operaciones militares, participan activamente en la guerra contrainsurgente y dan trato de guerra a la protesta social”.

Lea también: El Eln: 54 años sembrando terror y muerte en Colombia

Por otro lado, este grupo armado aseguró que una causa del atentado fue que ante el cese unilateral que se decretó para Navidad y fin de año “el presidente no le dio la dimensión necesaria al gesto de paz” y “su respuesta fue realizar ataques militares en contra nuestra, en todo el territorio nacional”.

Según esto, el Eln afirma que las Fuerzas Armadas “aprovecharon este cese para avanzar las posiciones de sus tropas de operaciones, ganando ubicaciones favorables difíciles de conseguir sin el cese”.

“Es entonces muy desproporcionado que, mientras el Gobierno nos ataca, plantee que nosotros no podamos responder en legítima defensa”, agregó la publicación.

Por su parte, el pasado domingo, cerca de 35.000 personas llenaron la Plaza de Bolívar para decirle no al terrorismo, y rendirle un emotivo homenaje a los policías que fallecieron el pasado jueves en el atentado.

Lea también: La mancha blanca que se tomó a Bogotá este domingo