En juicio, la Fiscalía General de la Nación interrogó al exsenador Iván Moreno Rojas, dentro del proceso que adelanta en contra del abogado Álvaro Dávila Peña, investigado por su presunta participación en el carrusel de contratos de Bogotá.

En audiencia pública, el fiscal encargado del proceso confirmó que Dávila Peña sostuvo reuniones con varios integrantes del carrusel de contratos en Bogotá, en otras partes de Colombia y en el exterior, lo cual fue claramente precisado en el interrogatorio.

Tras varias de estas reuniones con Álvaro Dávila se pactó el pago de una comisión del 6 por ciento del total del contrato a Iván Moreno, y del 2 por ciento al contralor Miguel Ángel Moralesrussi, sostiene la investigación.

“Acordamos con Álvaro Dávila, quien estaba en representación de Iván Moreno, tal y como me lo hizo saber Moreno”, sostuvo uno de los contratistas beneficiados vinculado al proceso.

La Fiscalía al terminar el contrainterrogatorio al excongresista Moreno Rojas, ya condenado por estos hechos, dejó entrever la injerencia del abogado Dávila Peña en la elección de los participantes en el pliego para el concurso de méritos 013 de 2008.

Asimismo, se le formularon preguntas relacionadas con los direccionamientos hechos para favorecer con contratos a los proponentes cercanos a Dávila Peña y a los hermanos Samuel y Néstor Iván Moreno Rojas.

Finalmente, el ente acusador interrogará en los próximos días al exalcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas, a Miguel Moralesrussi, a la exdirectora del IDU Liliana Pardo y al mismo procesado Álvaro Dávila Peña.

El empresario Dávila Peña permanece privado de la libertad desde el 22 de diciembre de 2012 y es procesado como presunto responsable de los delitos de concierto para delinquir agravado, cohecho propio en concurso, e interés indebido en la celebración de contratos.