Este jueves la Fiscalía reveló que tiene evidencias sobre manipulación e infiltración en las universidades públicas por parte organizaciones clandestinas vinculadas al Eln y a las disidencias de las Farc para “elaborar y distribuir explosivos y promover acciones terroristas”.

El fiscal Néstor Humberto Martínez presentó un recuento pormenorizado de la estrategia de estos grupos para infiltrar los principales centros universitarios del país de carácter público, y ofrecer capacitación técnica para elaborar artefactos explosivos. Dentro de las pruebas que presentó el ente investigativo están fotos, videos, llamadas telefónicas.

Para ver todas las noticias de Bogotá visite www.conexioncapital.co. Encuéntrenos también en Facebook como Canal Capital.

Esto, Según Martínez, con el propósito de afectar la seguridad ciudadana y el orden institucional del país, mediante la incentivación de protestas sociales violentas que comprometan a la población estudiantil.

Por tal razón, el Fiscal solicitó a María Victoria Angulo, ministra de Educación, que solicite la cooperación de los rectores de los centros universitarios para llevar a cabo una acción preventiva, con respecto al ingreso acelerado de grupos clandestinos en las universidades públicas.

Con respecto a las disidencias de las Farc, el Fiscal indicó que existe abundante evidencia técnica que permitió detectar una plataforma criminal que habrían, en cabeza de alias Gentil Duarte e Iván Mordisco, para infiltrar los movimientos sociales y universitarios, y promover ataques a la fuerza pública y la infraestructura mediante el uso de explosivos y sustancias químicas.

“Varias comunicaciones conocidas en el curso de las investigaciones evidenciaron que el plan ilegal fue encargado directamente a Diego Camilo Beltrán Márquez, alias Alejandro; y Lenin Vargas Perdomo, alias Lenin, quienes fueron capturados en una operación coordinada entre la Fiscalía y la Policía Nacional en Villavicencio (Meta)”, dijo.

Contra estas dos personas hay material probatorio que los responsabilizaría en la creación y fortalecimiento de grupos radicales en universidades de Bogotá, Meta, Cauca y Valle del Cauca.

Asimismo señalan tener información de llamadas telefónicas que evidenciarían la participación de este grupo en el ataque con las instalaciones de RCN Radio en Bogotá, en noviembre del 2018.

Sobre la relación con el Eln, la Fiscalía indicó que esta organización ilegal estaría presente en 10 universidades públicas del país y habría participado en las protestas sociales de Cauca y las marchas universitarias programadas recientemente.

El registro fílmico en poder de los fiscales evidencia la manipulación de la población estudiantil, la fabricación y manejo de artefactos explosivos como ‘papas bomba’, disturbios y enfrentamientos con la fuerza pública.