Gladiador, el perro rescatado por protección animal
Foto de: Instituto de Protección y Bienestar Animal

Con tan solo seis meses de edad y mientras transitaba por una calle de la ciudad, Gladiador, un perro de raza criolla, fue agredido por otro perro. Este ataque le ocasionó graves heridas en una de sus patas.

No obstante, gracias al llamado de la ciudadanía, el equipo de Urgencias Veterinarias del Instituto de Protección Animal se desplazó hasta el lugar, donde los médicos veterinarios lo atendieron y trasladaron a la Unidad de Cuidado Animal.

Fue allí donde empezó a recibir el tratamiento y los cuidados necesarios para poder salvarle la vida.

Lea también: Más de 150.000 animales fueron atendidos por la Alcaldía de Bogotá en 2018

Las mordidas eran muy profundas y provocaron fractura en la pata trasera derecha, por lo que fue necesario amputarla. Además, presentaba una fuerte infección y tenía graves problemas de piel que afectaban el 95% de su cuerpo, generando dolor e inflamación.

A pesar del grave estado de salud, los médicos veterinarios del Instituto de Protección Animal trabajaron sin descanso por su recuperación.

Él mostraba signos de rechazo y temor hacia los humanos y los otros animales, pero los profesionales no desfallecieron, por esta razón para motivarlo le cambiaron el nombre a Gladiador.

Esto debido a la fuerte lucha que debió enfrentar por su vida. Su cambio de nombre fue una buena estrategia para darle fuerzas para que lograra su completa recuperación.

El amor y los cuidados que recibió durante siete meses en la Unidad de Cuidado Animal, dieron fruto, y Gladiador logró recuperarse física y emocionalmente.

Hoy convive tranquilo junto a sus compañeros y cuidadores, tiene un buen estado de salud y está listo para llenar de amor y felicidad a una familia que desee adoptarlo.