Hoy se cumplen 25 años de la muerte de Pablo Escobar Gaviria, el denominado capo del narcotráfico, jefe del cartel de Medellín, quien a sus 44 años murió sobre el tejado de una casa del barrio Los olivos, al occidente de esa ciudad luego de ser abatido por la autoridades.

Escobar fue dado de baja el 2 de diciembre de 1993 por oficiales del bloque de búsqueda de la Policía Nacional. Es considerado como el mayor narcotraficante en el mundo y el hombre más buscado en el país.

25 años después, Sebastián Marroquín, hijo del extinto narcotraficante, publicó un video en su cuenta de Instagram con el mensaje “gracias por mostrarnos el camino que no hay que recorrer”, en el que muestra la vida de su padre a través de imágenes.

Por: Stephanie Gamboa